viernes, 1 de abril de 2011

Vive


Vivir el presente sin mirar el pasado y sin planear un futuro parece ser la orden del día. 
Pero, ¿es verdaderamente importante vivir así? 
Muchas veces te sitúas en tu realidad actual, miras a tu alrededor y te preguntas, ¿qué es esto? 
La gente vive de prisa, todo es superficial y parece importar más lo que digan, no lo que sientas. Muchas veces echas una mirada a lo que te rodea y ves personas que van y viene, que entran y salen de tu vida, algunas que se quedan para siempre. 
Pero existen momentos donde simplemente no ves nada. 
Te quedas en blanco. 
¿Quién no ha ido por la calle, esquivando gente, como si se tratara de nadar contra la corriente, y se ha sentido terriblemente solo? 
¿Quién no ha visto ancianos dándose amor y ha soñado con llegar a vivir lo mismo? 
Muchas veces estas circunstancias parecen utopías. 
Sin embargo, está en nosotros mismos traerlas a la realidad. 
¿Es importante vivir corriendo, sin sentir el paso de la vida? 
Cada persona en el mundo debería proponerse metas: admirar el cielo, dejar en libertad a los pájaros, decir te quiero aunque mueran de miedo, ver atardeceres, sonreír, soñar y, sobre todo, dar lo que está dentro de ti. 
No esperes que la edad te limite. 
No esperes que una pareja de extraños te hagan sentir fracasad@. 
No esperes que sea la vida quien te enseñe a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada