lunes, 3 de enero de 2011


Toma mi mano.
Apriétala fuerte y no me sueltes nunca.
Camina a mi lado y descubramos el mundo.
Jamás te dejaré solo y si estás dispuesto, quiero llevarte a conocer el cielo.
Te Amo, D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada