martes, 12 de junio de 2012

I'm so Carrie Bradshaw


           Recuerdo que alguna vez una mujer que me leía me comentó, en tono de burla, que yo le parecía demasiado “chica Cosmo”. Yo no pude hacer más que reírme de esto, pues nunca me he dejado llevar simplemente por la moda y por esa constante de querer amarrar hombres.        
         Sin embargo, ella logró que yo hiciera una revisión en cuanto a cómo estaba mi vida en ese momento y fue muy beneficioso. Saco esto a colación porque hace poco alguien me dijo que yo soy muy “Carrie Bradshaw”. Y sí, no entiendo cuál es el afán de las personas en definirme o hacer que encaje en un personaje establecido. 
         Lo cierto es que he visto un par de capítulos más de Sex and the city, y aquí estoy, dándome cuenta de que eso puede ser muy cierto: me parezco mucho al personaje de Carrie.
         Tal vez haya que sacarle un par de detalles, como por ejemplo el salir siempre de fiestas y la pasión por los zapatos. Definitivamente no soy fanática de ellos y si hay algo que me obsesiona comprar son libros.
         Pero si analizo a esta chica a nivel emocional, es como si me estuviese viendo a mí misma.  Al final del día siempre me siento a escribir lo que me sucedió a mí o a quienes me rodean y a cada rato analizo las cosas que vivo.
         La columna famosa de Carrie podría ser mi blog, aunque este último no sea famoso y tampoco me reconozcan en la calle por escribir en él (por suerte).
         Sarah Jessica Parker encarna a una mujer que parece de una época antigua, de esas que buscan una historia de amor muy romántica y no se conforma con algo menos que mariposas en el estómago, como ella misma lo dice.
         Esa soy yo. Una mujer que va en busca del amor verdadero. No en vano mi cita favorita es una que dice ella en alguno de los capítulos de las últimas temporadas: “Puede que haya llegado el momento de dejar claro quién soy yo. Yo soy una persona que está buscando el amor. Un amor de verdad. Ridículo, inconveniente, eso de… no poder vivir sin la otra persona”.
         Torpe, risueña, analítica, que no se conforma, que quiere más, que cree en el amor verdadero. Eso es Carrie, eso es Yasde. Incluso, tengo a un Mr. Big en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada