sábado, 12 de noviembre de 2011

        Querer escapar y no poder. O simplemente no querer escapar.
         Mirar las cosas y que todas tengan tu nombre, que todo me recuerde a ti.
         Escribir y que mis palabras estén cargadas de tu sonrisa.
         Cantar y que mi voz lleve tus sentimientos.
         Mirar al cielo y que lo que vea sea tu luz.
         Querer continuar y que me tengas presa.
         O tal vez no querer continuar.
         Pensar en tenerte a mi lado y que estés tan lejos, aún sentado a mi lado.
         O que estés a kilómetros, pero en mi corazón.
         Un ir y venir que no terminas, pero que me agobia.
         Un recuerdo, un deseo, una ilusión.
         Eso eres tú. Lo que quiero y no tengo, lo que tuve y se escapó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada