miércoles, 25 de abril de 2012

Adiós tabúes


      Extrañamente aún hay quienes piensan que las mujeres no vemos porno y que no nos satisfacemos a nosotras mismas. Antes podíamos suponer que esas personas tenían más de 50 años y que eran de las que se ofendían cuando decías “sexo oral” frente a él/ella.
         Pero no. La sociedad ha hecho que pensemos que satisfacernos es pecado y que si un hombre llora es gay. ¡Qué idiotez! Estamos en una época en la cual debemos abrir los ojos.
         Y si estoy tocando este tema es porque me ha parecido muy curioso que últimamente en las redes sociales las mujeres se han liberado bastante, exponiendo sin vergüenza alguna sus opiniones y vidas sexuales y la reacción de los hombres es muy curiosa.
         Ellos aún se sorprenden si nos leen hablando de sexo y se maravillan de tal manera, que puedes ser el centro de atención del momento y quieren enseguida todo contigo sólo por tener la libertad de expresarte.
         Entonces no sé qué es más desconcertante, si lo expresivas que estamos o lo inocentes que pueden llegar a ser los hombres al imaginar que nosotras nos quedamos en el siglo en el cual todo esto se mantenía como un tabú.
         Creo que ya no debería sorprender nada. Estamos en un momento de la vida en el cual lo bizarro pasa por normal. Por ejemplo, hoy en día una mujer casada no puede ser Miss Universo pero un transexual sí. Las mujeres ahora son quienes utilizan a los hombres descaradamente y son ellos quienes lloran de soledad. Una mujer en alguna parte del mundo se masturba cada ciertos segundos en su trabajo para poder controlar una enfermedad, y así varios casos que ya no son extraños, ni locos, ni nuevos: es lo normal, es la vida, es lo que tenemos.
         Entonces creo que ya queda poco por lo que maravillarse. Hoy lo “normal” es expresarse libremente si de sexualidad hablamos. Y no, eso no me agrada tanto como debería, pero cada uno es libre de vivir su vida y publicarla como mejor le convenga.
         Así que hombres, acostúmbrense. Ya no somos mojigatas y ustedes ya no son vistos como los más fuertes, así como en otros tiempos. En la actualidad ambos tenemos derecho a todo. ¡A disfrutar eso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada