jueves, 26 de abril de 2012

Las mujeres y la sexualidad



Hace algunos días tuve la suerte de que una de mis seguidoras me invitara a ver una charla de la escritora y psicóloga chilena Pilar Sordo en la cual habla acerca de su libro “Viva la diferencia” y explica varios puntos importantes acerca de cómo actúan los hombre y  las mujeres.
         Me gustaría poder comentar por acá varios de los aspectos que ella explicó en su charla pues me parecieron muy importantes y acertados, pero iré por partes. Hoy les hablaré acerca de uno que me pareció bastante relevante que fue cómo se sienten las mujeres antes y después del sexo.
         Ella explica que para las mujeres es realmente importante lo que sucede antes y después y no tan significativo lo que sucede durante el acto. Pues, Pilar Sordo tiene toda la razón. Las mujeres sentimos la sexualidad dentro de nosotras. Es decir, nos vamos más al lado emocional, afectivo, que al mero deseo. Pero los hombres, como sabemos, son más de lo que pide el cuerpo y no los sentimientos.
         Por supuesto, escribir acerca de esto hace que me arriesgue a generalizar, pero es sólo por dar una idea general en cuanto a los géneros. Tengo bastante claro que esos parámetros pueden cambiar y más hoy en día cuando los papeles parecen haberse invertido.
         Bien, Sordo comenta que cuando una mujer no es atendida debidamente en el preámbulo y acurrucada al finalizar, podría sentirse utilizada, y yo opino que tiene toda la razón. Las mujeres como necesitamos la mayoría de las veces sentirnos queridas, al no obtener del hombre una respuesta cariñosa antes o después nos hace pensar que sólo tenía un objetivo y no era precisamente satisfacernos a nosotras.
         Eso puede desencadenar varias reacciones en una mujer que van desde la frustración hasta el alejarse de su pareja y evitar entonces el contacto sexual, valiéndose de varios trucos, como por ejemplo, el acercarse cariñosamente a su hombre sólo cuando vea que esa expresión cariñosa no va a tener como fin el sexo.
         Por supuesto, esto puede ser contraproducente para las parejas. Pero claro, siempre habrá hombres que digan que las mujeres sólo queremos que ellos hagan lo que nosotras deseamos para solamente así obtener lo que ellos buscan y yo pienso que están errados.
         Es cierto que muchas chicas sólo quieren oír lo que ellas quieren y les molesta no obtener lo que desean, pero en este caso creo que va más de entender el comportamiento de las féminas que de exigir. Porque si ellos pudiesen entender que muchas mujeres necesitan amor para poder entregarse al placer, entonces sería más fácil manejar las relaciones y muchos problemas se evitarían.
         Al igual que si nosotras entendemos que ellos son un poco más carnales y no requieren mimos después del acto, ellos se sentirán menos incómodos y más satisfechos. Es sólo una cuestión de manejo de emociones que de exigencias y caprichos.
         Repito, esto es sólo una opinión respecto a la charla de la escritora chilena, sin ánimos de generalizar y entendiendo que cada uno de nosotros maneja esa parte de la vida de manera distinta.
         Así que, chicos, si quieren entendernos un poco más, estudien nuestras reacciones e intenten poner de su parte para evitar que nosotras las mujeres nos sintamos utilizadas y de igual manera nosotras pondremos de nuestra parte para entender que son más carnales y que no necesitan más que silencio o fumar un cigarro luego del orgasmo.
¡Es un trato hecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada