domingo, 29 de abril de 2012


            De repente, la percepción que tenemos de una persona puede cambiar.
         Primero es ese chico guapo que te llama la atención. Luego es un chico guapo que te llama la atención y que está pendiente de ti.
         Después pasa a ser un chico guapo que te llama la atención, está pendiente de ti y tiene varias de las cualidades que te gustan en un hombre.
         Con el pasar de los días, ese chico no sólo es guapo, te llama la atención, está pendiente de ti y tiene las cualidades que buscas, sino que también quiere conocerte y saber cómo piensas.
         Y claro, no se queda ahí. Ese hombre guapo que te llama la atención, está pendiente de ti, tiene las cualidades que buscas y quiere conocerte más a fondo, se dedica a hacer que desees estar con él.
         Pero sucede un cambio. Ya no lo ves como una figura física. No sólo es el guapo que te llama la atención, ahora es un hombre con sentimientos, temores, cualidades y defectos que te ponen de cabeza.    
         Y ese chico guapo que te llama la atención, está pendiente de ti, cumple los requisitos, quiere conocerte y deseas, es también un hombre inteligente, preparado, que te hace reír cada día, que te cuenta de su vida.
         Y no sólo eso, te invita a entrar en su mundo, aún cuando estás a muchos kilómetros de distancia, mostrándote lo que le rodea y hablándote de su día a día y sus temores.
         Entonces llega un punto en el que el guapo que cumple con lo que buscas pasa a ser el hombre que no te deja ir, que siempre te da una razón para quedarte y que aunque no se fía completamente, no se abre de un día a otro, te da a entender que de alguna manera quiere que le hagas confiar.
         Y es así como el guapo que te llama la atención, está pendiente de ti, tiene lo que buscas, quiere conocerte, deseas, te hace reír y te abre poco a poco las puertas de su mundo, empieza a invadir tu mente y no quieres hacer otra cosa que estar a su lado.
         Así, señores, comienza algo que solemos llamar: amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada