domingo, 29 de abril de 2012


     Son más de las 2:00 de la madrugada y yo sigo pegada a un monitor esperando que llegue el sueño. No es extraño que esto suceda, pero tampoco me desagrada. Soy de esas personas que aman la noche y el silencio que trae con ella.     
         En ese momento en el cual todos duermen, yo sigo intentando aprovechar la musa que llega cuando menos la espero, cuando tengo mil ideas en la cabeza que quiero vomitar a través de mis dedos.
         Así que aprovecho que todo está en calma para echar a andar ideas, para pensar con tranquilidad, para que muchos recuerdos y deseos se me vuelvan palabras. No en vano este blog se llama Cerebro Nocturno.    
         Pero esta noche alguien me ha dicho una frase que me ha hecho pensar que existe algo mejor que el silencio en las noches. Y sin dudas, yo estoy de acuerdo. Si hay algo mejor que la mudez nocturna es, definitivamente, los gemidos.
         Por supuesto, cada uno de nosotros puede preferir algo distinto. Música, voces, el sonido del mar, o infinidades de cosas para romper la tranquilidad de las madrugadas pero hoy, hoy y para siempre, me quedo con los gemidos como favoritos.
         Así que, chicos, ¡a disfrutar las noches!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada