sábado, 12 de mayo de 2012

Amigos con derechos... una realidad latente

Hay quienes aún piensan que las mujeres sólo desean casarse, tener un hogar y una mascota. Pero eso está muy alejado de la realidad actual, pues las chicas ahora prefieren ser profesionales y huirle a los compromisos.
O al menos eso fue lo que arrojó una serie de estudios que realizaron los creadores de esta historia que parece sacada del día a día de cualquier mujer del presente. Sí, se trata del film “No String Attached”, del director Ivan Reitman ( el mismo de los CazaFantasmas), la cual fue estrenada hace algún tiempo.

       Emma (Natalie Portman) refleja cómo los papeles pueden haberse invertido en la manera de llevar las relaciones. Es ella quien le huye al compromiso, quien se cierra a los sentimientos y quien parece llevar el control de lo que llama una “amistad con beneficios”.
     Sin embargo, Adam (Ashton Kutcher) quiere ir más allá y termina enamorado de esa chica que parece sólo disfrutar de su cuerpo y a las horas que ella elige. ¿Acaso no demuestra eso que las mujeres de hoy también utilizan a los hombres descaradamente?

No se debe generalizar, cada quien tiene una manera distinta de ver la vida y de decidir qué hacer con sus relaciones, pero esta película refleja una verdad que está siendo cada vez más obvia y que pone a la mujer en un lugar totalmente distinto al que la sociedad está acostumbrada.
Por supuesto, no todo en este film es sexo y nada de sentimientos. Ellos van creciendo a medida que se va desarrollando la historia. Y es también una manera de decirle a quien la observa: hey, no juegues con fuego, puedes enamorarte.
Estamos acostumbrados a ver relatos y relaciones donde uno ama más que el otro, alguno lleva el control o simplemente no hay amor, pero si hay algo que parecen tener en común todos es que quien se arriesga a compartir con una persona de su agrado, puede quedar totalmente enamorado y mientras más le huyen, con más facilidad le llega.
Así que tomemos, pues, esta película como un aprendizaje. Está bien disfrutar del momento, pero recuerda, el amor puede tocar tu puerta en cualquier instante, aunque te escondas de él.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada