lunes, 7 de mayo de 2012

Aún hay esperanza


          Desde mi ventana hoy puedo ver la Luna. La noche está fría y en mis oídos suena Lady Antebellum. A lo lejos hay muchas luces y edificios que reposan en silencio, guardando dentro de ellos cientos de historias.
         La ciudad deja de tener un sonido fuerte y cambia de color gracias a la música que suena de fondo… pero el frío sigue calando mis huesos.
         Podría observar la noche entera este panorama y tal vez inventar en mi mente mil relatos, imaginando cada uno de los habitantes de este lugar, o tal vez pueda contarle a esa hermosa Luna mis pensamientos.
         ¿Cuántos amores han nacido hoy? ¿Cuántos adiós se dijeron? ¿Será calculable la cantidad de lágrimas que ruedan por mejillas esta noche? ¿Cuántas sonrisas cómplices se estarán compartiendo en este momento?
      Hay muchas preguntas… pocas respuestas. Pero sólo una quisiera poder descifrar: ¿Habrá alguien, en algún lugar del mundo, que esté pensando, como yo, en que aún hay esperanza en este planeta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada